«

»

Dic 10 2011

Lovejoy: El Gran Cometa Rasante de 2011

El 2 de diciembre de 2011, el día del dieciseisavo aniversario del satélite de observación solar SOHO, se anunció el descubrimiento del cometa C/2011 W3 (Lovejoy).

Terry Lovejoy

Terry Lovejoy con el equipo con el que descubrió su primer cometa en 2007

Según palabras del propio Terry Lovejoy, astrónomo aficionado de Thornlands en Queensland (Australia), fue encontrado con su nueva configuración de equipo formada por un telescopio Celestron C8 Schmidt-Cassegrain trabajando a f/2.1 con una cámara CCD QHY9 que le ofrecía menos campo que su anterior cámara DSLR pero más sensibilidad. La noche del 27 de noviembre obtuvo 200 campos diferentes con 3 tomas separadas en el tiempo cada uno de ellos, y después de procesarlas detectó un objeto borroso moviéndose rápidamente en uno de los campos. Dos días después, confirmaba que el objeto no se trataba de un artefacto al volver a registrarlo cerca de la posición estimada que debería tener según el movimiento observado la primera noche.

El Gran Cometa de 1843

Pintura del Gran Cometa de 1843, rasante del grupo Kreutz. Autor: M. M. Allport (Tasmania)

Tras las observaciones de Lovejoy, los compañeros que confirmaron el descubrimiento, y la imagen obtenida desde el Observatorio St. John, el cálculo de la órbita delató de que el nuevo C/2011 W3 (Lovejoy) se trataba de un cometa sungrazer del grupo Kreutz. Casualidades de la vida (o no) Lovejoy ha sido desde siempre un entusiasta de los sungrazers: cometas rasantes al Sol, que con una órbita muy cerrada llevan al cometa a una distancia extremadamente cercana al Sol durante el perihelio. Estos cometas han sido catalogados por grupos según la similitud de sus órbitas, ya que al parecer se tratan realmente de fragmentos de un cometa mayor disgregados a lo largo de su órbita primigenia. La mayor y más representativa de estas familias de cometas kamikazes es la denominada Grupo Kreutz, de la que forma parte el nuevo cometa de Lovejoy; la mayoría se trata de fragmentos pequeños sólo observables por telescopios espaciales solares, pero también grandes cometas históricos han formado parte de la familia Kreutz como el Gran Cometa de 1843, el Gran Cometa de 1882 y el cometa Ikeya-Seky en 1965, cometas que fueron observados a simple vista incluso en el cielo diurno.

El C/2011 W3 (Lovejoy) es el primer cometa Kreutz rasante descubierto mediante observación terrestre desde hace 40 años. En las imagenes del descubrimiento su brillo estaba alrededor de la mag. 15; una semana después, la noche del 3 de diciembre, el propio Lovejoy observa visualmente el cometa:

Estoy satisfecho de observar visualmente el C/2011 W3 esta mañana con mi Dobson de 12″, a pesar de levantarme un poco tarde, por lo que cuando llegué al campo el crepúsculo ya había comenzado. Si embargo, a 100 aumentos ví inmediátamente el cometa cómo se desplazaba dentro del campo. El movimiento era evidente en tan sólo un par de minutos.

La medición de Lovejoy estima una magnitud visual de 11,6 con una coma de 1′ de diámetro y un grado de condensación de 4 (difusa con luminosidad creciente hacia el centro más definido). Según J. Bortle, esta coma moderadamente difusa no es usual en los grandes cometas que han sobrevivido al perihelio, que más bien han presentado comas compactas y casi estelares, lo que le sugiere que probáblemente se desvanezca al acercarse al Sol tal como ocurrió con el cometa C/1945 X1 (du Toit), el cual tenía características muy similares a este.

Cometa C/2011 W3 (Lovejoy)

El Cometa C/2011 W3 (Lovejoy) el 10 de Diciembre de 2011. Telescopio remoto FRAM (0.3-m SCT) en Malargue, Argentina. Autores: J. Ebr, M. Prouza, P. Kubanek, M. Jelinek, J. Cerny y M. Ringes.

El cometa Lovejoy no es observable desde el Hemisferio Norte, y pocas son las imágenes que se han podido obtener antes de que dejara de ser visible en la luz del crepúsculo matutino. Quizá una de las mejores sea la adjunta, tomada el 10 de Diciembre por astrónomos checos a través del telescopio remoto FRAM en Argentina, brillando con mag. 7,2 y presentando ya una importante cola.

Durante los días anteriores al perihelio se produjo un debate sobre que brillo alcanzaría el cometa y en qué momento se disgregaría, ya que parecía poco probable que pudiera soportar su máximo acercamiento al Sol, que tendrá lugar el 16 de Diciembre a las 0:30 TU cuando se acercará a sólo 128.000 Km. de su superfície (la tercera parte de la distancia de la Tierra a La Luna). Para un observador situado a esa distancia, el Sol ocuparía todo su campo de visión y recibiría docenas de megawatios de calor por metro cuadrado.

 
Continúa en: El cometa Lovejoy sobrevuela el Sol

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *