«

»

Mar 08 2016

Maria Winkelmann, la primera descubridora de un cometa

Maria Margarethe Winkelmann

Pintura de Maria Winkelmann en su juventud

 
Maria Margarethe Winkelmann, nació el 25 de Febrero de 1670 en Panitzsch, cerca de Leipzig (Alemania). Su padre se empeñó en que recibiera una formación igual que la de los hombres, una actitud adelantada a su época, y Maria pronto se convirtió en una apasionada a la astronomía ya desde su juventud.

Fue aprendiz de Christopher Arnold, un astrónomo autodidacta o lo que diríamos hoy un astrónomo amateur, al que impresionó con el nivel de su trabajo. Más tarde continuó su enseñanza junto con el astrónomo Gottfried Kirch, que a su vez fue pupilo de Johannes Hevelius. Elisabetha, la mujer de Hevelius, colaboraba con él en sus observaciones, y Gottfriend inspirado por ello no sólo aceptó trabajar con Maria sino que también instruyó a sus tres hermanas como astrónomas asistentes.

Maria y Gottfried se casaron en 1692, trabajaron en la elaboración de calendarios astronómicos, y en 1700 se trasladaron a Berlín tras el nombramiento de Gottfried como Astrónomo Real. Allí, mientras construían su propio observatorio (lo que les costó once años), pudieron usar el de Baron von Krosigk’s, astrónomo amateur que les ayudaba financieramente.

 

El 21 de Abril de 1702 Maria Margarethe Winkelmann se convirtió en la primera mujer en descubrir un cometa. Esta es la descripción escrita por su marido en relación al evento:

“De madrugada el cielo estaba limpio y estrellado. Unos días antes observé una estrella variable, y mi mujer quiso buscarla y observarla por ella misma. Al hacerlo encontró un cometa en el cielo. Al momento ella me despertó y vi que efectivamente se trataba de un cometa… Me sorprendió que yo no lo hubiera visto la noche anterior.”

C/1702 H1

Trayectoria del cometa C/1702 H1, grabado de Philippe de la Hire

Sin embargo fue Gottfried quien afirmó que había hecho el descubrimiento, probablemente para evitar la vergüenza, atribuyendosele a él el descubrimiento del cometa C/1702 H1. Sin embargo, en 1710 Gottfried confesó antes de morir que fue su esposa la verdadera descubridora del cometa. Maria no estaba molesta pues nunca buscó crédito por ello, y continuó con sus trabajos astronómicos en publicaciones alemanas.

Maria Margarethe Winkelmann

Pintura de Maria Winkelmann de mayor


Tras la muerte de su marido Maria reclamó para ella el título de Astrónomo Real a la Academia de Berlín, pero varios miembros se opusieron por carecer de estudios universitarios, cosa a la que no podía acceder por ser mujer.

La pareja había tenido un hijo y tres hijas, a los que Maria enseñó astronomía desde su infancia. Tanto el hijo como dos de sus hijas continuaron el trabajo de sus padres como astrónomos. Hasta que en 1716 su hijo Christfried fue nombrado como director del Observatorio de Berlín de la Real Academia de las Ciencias, sus hermanas trabajaron con él como astrónomas asistentes durante veinte años.

Maria Winkelmann fue la más importante y reconocida astrónoma de su época, publicó importantes trabajos sobre las auroras boreales, la conjunción del Sol con Saturno y Venus, y la predicción de un nuevo cometa en 1711.

Maria murió en 1720, y nunca recibió el honor por el descubrimiento de su cometa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *