«

»

Sep 27 2016

Participación en la Campaña Rosetta

Aunque mi colaboración con la campaña ha sido un granito de polvo cometario, ha sido muy emocionante poder participar de algún modo en una empresa tan grande como ha sido esta histórica misión Rosetta, un antes y un después en la ciencia cometaria.

El 30 de Septiembre la sonda espacial Rosetta terminará su misión de estudio del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko estrellándose sobre su superficie. La sonda de la ESA ha estado orbitando alrededor del cometa desde Agosto de 2014, acompañándolo en su aproximación al Sol, durante el perihelio y en su posterior alejamiento hacia el exterior del Sistema Solar. A finales de 2016 su distancia al Sol ya es tan grande que los paneles solares de la sonda apenas pueden obtener la suficiente energía del Sol para mantenerla operativa, por lo que la dirección de la misión decidió terminarla haciendo descender la sonda hasta que caiga sobre el cometa, obteniendo así datos de alta precisión hasta que deje de funcionar cuando alcance la superficie. Así pues, finalmente acompañará en un sueño eterno a su hijo, el módulo Philae, que yace sobre el cometa desde su bajada a la superficie del cometa el 12 de Noviembre de 2014.

Rosetta_Ground-based_CampaignDado el especial interés en el seguimiento del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko en la presente aparición debido al estudio por la sonda espacial Rosetta, y en el marco del Programa mundial Rosetta de observación terrestre de la NASA, que se abrió en paralelo para su observación desde la Tierra tanto por profesionales como por amateurs, la coordinadora Padma Yanamandra-Fisher me animó a mantener el 67P dentro de mis reportes mensuales de cometas brillantes, lo cual hice a pesar de que no iba a llegar a ser especialmente brillante.

Una de las cuestiones de interés dentro de este programa era relacionar los estallidos de actividad (outburst) observados por Rosetta sobre el núcleo cometario con su observación desde la Tierra, y al hilo de ello me propuse estudiarlos exclusivamente respecto a las estimaciones visuales obtenidas por los amateurs. Desafortunadamente la aparición del 67P era poco favorable para su observación desde la Tierra ya que el cometa se mantuvo siempre a baja altura sobre el horizonte, especialmente antes del perihelio; además su brillo aparente también fue relativamente bajo para su observación visual. Así pues, no son muchas las estimaciones que se obtuvieron, lo que dificultó la obtención de datos muy precisos.

Outburst en el cometa 67P el 22 de Agosto de 2015, imagen obtenida por Rosetta.
Creditos: ESA/Rosetta/NAVCAM

Tras el primer outburst reportado por Rosetta el 29 de Julio de 2015 no hubo ninguna observación visual hasta el 10 de Agosto, por lo que no se pudo registrar de ese modo, además fue un evento muy rápido de apenas unos minutos de duración. Pero después del perihelio, el 22 de Agosto de 2015 Rosetta registró un nuevo y más potente outburst, además de una actividad más fuerte y continuada durante los sucesivos días. Esta vez sí, tras rastrear las diferentes bases de datos e introducir todas las observaciones visuales disponibles en las gráficas, aparece claramente la detección del outburst el mismo día:

67P Visual Outburst

Gráfica detalle de la detección del outburst del 22 de Agosto de 2015 en visual.

Todos los gráficos de curvas de luz y morfología generados a partir de las estimaciones visuales obtenidas, los podeis encontrar aquí:

 
>>>>> Datos, gráficas y cronología del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko
 

Otro de los objetivos de la campaña de seguimiento del cometa por los amateurs era recopilar todas las imágenes que estos obtuvieran para adjuntarlas a las tomadas por observatorios profesionales, y a los datos obtenidos por la sonda Rosetta; y así poder relacionar su evolución observada in-situ respecto a lo observado desde la Tierra.

Obtener imágenes del 67P fue especialmente difícil desde el Hemisferio Norte, ya que durante la mayor parte de la aparición no fue observable o estaba demasiado bajo. Por mi parte, pude tomar algunas fotografías gracias al uso de telescopios remotos, las cuales adjunto a continuación:

Imagen del cometa periódico 67P/Churyumov-Gerasimenko obtenida el 24 de Junio de 2015 entrando al Sistema Solar interior con un brillo todavía entorno a magnitud 14,5. Creo que es la primera que se obtiene en color. La geometría de la presente aparición del cometa 67P es muy poco favorable para su observación desde la Tierra estando siempre a poca altura sobre el horizonte. A pesar de las dificultades para obtener la fotografía en ella se aprecia una cola de unos 5′ de longitud, y forzando la imagen llega detectarse una envoltura verdosa de 1,5′ de diámetro alrededor de una pequeña coma interior blanquecina y muy condensada, dentro de la cual se encuentra la sonda Rosetta orbitando el núcleo cometario.


 

El cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko fotografiado el 14 de Agosto de 2015 justo en su perihelio cuando empezó a ser observable a baja altura antes del amanecer desde el Hemisferio Norte. El cometa tiene aquí un brillo entorno a la magnitud 12.5 presentando una minúscula coma de tono ligeramente verdoso con una corta y débil cola en dirección oeste.


 

El cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko fotografiado el 26 de Septiembre de 2015 en su máximo brillo cercano a la magnitud 11, muestra en la imagen una cola de unos 4 minutos de longitud. Bajo el cometa puede verse la galaxia espiral UGC 4853 de magnitud 14,6.


 

El cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko fotografiado el 19 de Noviembre de 2015 con un brillo de magnitud 12,5 presenta una cola de al menos 12 arcominutos. La brillante estrella anaranjada es HD 99196 con magnitud 5,8 y a su lado la galaxia espiral NGC 3666.


 

A principios de este mes de Septiembre de 2016 se dio por finalizada la campaña de seguimiento, solicitando el envío de todos los datos e imágenes obtenidos a los servidores del Jet Propulsion Laboratory para su archivo.

Termino el artículo tal como lo empecé: aunque mi colaboración con la campaña ha sido un granito de polvo cometario, ha sido muy emocionante poder participar de algún modo en una empresa tan grande como ha sido esta histórica misión Rosetta, un antes y un después en la ciencia cometaria.

Certificate of Participation

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *