13P/Olbers [2024]

Descubierto el 6 de marzo de 1815 por el astrónomo amateur alemán Heinrich Olbers desde Bremen (Alemania), el 13P/Olbers es un cometa periódico que en esta su cuarta aparición tiene un período de 69.5 años, con perihelio el 30 de junio de 2024 a 1.18 ua del Sol y aproximación a la Tierra el 20 de julio de 2024 a 1.90 ua. Su máximo brillo será entre junio y julio de 2024 cuando podría alcanzar entre la magnitud 6 y la 3.5 siendo entonces observable con binoculares o a simple vista desde el hemisferio norte.

Galería de imágenes

Órbita


Courtesy NASA/JPL-Caltech.

Elementos orbitales:

             Denominación   13P/Olbers
      Fecha perihelio (T): 2024 June 30.0480
Distancia perihelio (q): 1.175603
Excentricidad (e): 0.930376
Período (P): 69.4
Argumento perihelio (ω): 64.4101
Long. nodo ascendente (Ω): 85.8462
Inclinación (i): 44.6660

Curvas de Luz y Morfología


Estas gráficas han sido elaboradas a partir de estimaciones visuales y mediciones CCD recopiladas en la Comet Observation Database.

Cronografía

HeinrichTelescopios
Heinrich Olbers y su colección de instrumentos astronómicos en Bremen.

Heinrich Wilhelm Matthäus Olbers fue un médico alemán nacido a finales del siglo XVIII y afincado en Bremen, aunque en su tiempo libre se dedicaba a la astronomía desde el observatorio que construyó sobre su casa. La noche del 6 de marzo de 1815 descubrió un objeto que describió como ‘un pequeño cometa’ en la constelación de La Jirafa. Él mismo confirmó su movimiento al día siguiente, anotando que ‘el cometa se mueve lentamente hacia el noreste en dirección a Perseo. Es pequeño, con un núcleo poco definido y una coma muy tenue y transparente’. Podemos decir que fue el primer cometa en llevar el nombre de un astrónomo amateur, ya que se nombró en su honor como 13P/Olbers tras calcularse unos días después de que se trataba de un cometa periódico con un período de entre 72 a 77 años.

En aquella primera aparición de 1815 el cometa alcanzó un máximo de magnitud 5 y desarrolló una cola de hasta un grado de longitud. Olbers fue un notable astrónomo y además de descubrir cinco cometas, formuló el método ‘Olbers’ para calcular orbitas cometarias, describió la naturaleza de las colas de los cometas, descubrió los asteroides Palas y Vesta; aunque quizás por lo que es más conocido fue por plantear la famosa ‘Paradoja de Olbers’ según la cual si el universo fuera infinito el cielo nocturno no sería oscuro.

Cometa
El cometa 13P/Olbers dibujado por William Brooks el 4 de octubre de 1887 observado con un reflector de 9 pulgadas a 100 aumentos.

La órbita que se pudo calcular en un principio era poco precisa, esperándose su retorno para finales de 1886 con un error probable de 1.6 años arriba o abajo. Las búsquedas fueron infructuosas, hasta que el 25 de agosto de 1887 fue encontrado por casualidad por William R. Brooks desde Phelps, Nueva York. Sus propias anotaciones fueron: ‘Al descubrirlo el cometa era un objeto fácil en el reflector de 9 pulgadas. El núcleo era brillante aunque difuso, notándose la existencia de una cola corta y débil’. Varias semanas más tarde anotó: ‘La figura 4 (abajo) muestra la apariencia del cometa el 4 de octubre, unos seis días después del paso por el perihelio. Este fue probablemente el momento de su máximo brillo. La cola era ancha, y el núcleo claramente de apariencia granular al observarse con 100 a 150 aumentos. Su apariencia general era la de una miniatura de un gran cometa observable a simple vista.’

La tercera aparición fue en 1956, cuando fue recuperado por Atonin Mrkos con su telescopio reflector de 0.5 m. Llegó a un máximo de magnitud 6.5 mientras la cola alcanzaba una longitud de un grado. No he encontrado ninguna imagen del cometa en esta aparición.

La cuarta aparición se inició el 24 de agosto de 2023, cuando Alan Hale (codescubridor del famoso Gran Cometa Hale-Bopp) encontró el cometa 13P en imágenes obtenidas mediante el telescopio de 1-m de Las Cumbres Observatory (LCO) en Siding Spring, Australia. Según las propias palabras de Alan, el objeto tenía básicamente un aspecto estelar y un brillo entre la magnitud 21 y 22.

Cometa
Imagen de la recuperación del cometa 13P/Olbers el 24 de agosto de 2023 por Alan Hale desde Las Cumbres Observatory, Australia.

Es un cometa ‘Tipo Halley’ que son aquellos cometas periódicos cuyo período orbital está entre los 20 y 200 años. El 13P/Olbers actualmente tiene un período orbital de 69.4 años y alcanzará su próximo perihelio (o mínima distancia al Sol) el 30 de junio de 2024 a una distancia de 1.18 U.A. del Sol. Su máxima aproximación a la Tierra será unos días después, en concreto el 20 de julio de 2024 a una distancia de 1.90 UA de nuestro planeta.

Sobre el comportamiento fotométrico del cometa estoy un poco contrariado, ya que según el Minor Planet Center atendiendo a la aparición de 1956 los parámetros para antes del perihelio son magnitud absoluta m0=4.5 y coeficiente de actividad n=8 que darían un máximo brillo de magnitud 7 para la fecha del perihelio. En cambio la curva de luz derivada de las observaciones de la presente aparición dan un máximo de magnitud 3.5 para la misma fecha. Siendo honesto no puedo dar un pronóstico claro, así que toca seguir observando, recoger mediciones y esperar varias semanas para ver como evoluciona finalmente.

En cuanto a la visibilidad del cometa 13P/Olbers, desde el hemisferio norte y latitudes ecuatoriales será observable durante toda la aparición aunque siempre a muy baja altura sobre el horizonte al anochecer. Desde el hemisferio sur dejará de ser observable a mediados de abril.

Hasta febrero de 2024

Cometa 13P/Olbers
Imagen del cometa 13P/Olbers , tomada el 04 de febrero de 2024, desde Vallés, Valencia (España). Foto: Pepe Chambó*

Desde que a principios de septiembre de 2023 empezaron a reportarse mediciones de brillo total en esta aparición del 13P/Olbers, el cometa ha ido subiendo de brillo de una manera uniforme y con una pendiente de incremento mayor de lo previsto según los parámetros fotométricos publicados por el MPC. En la gráfica adjunta de la Curva de Luz se traza en gris dicha previsión y en naranja la que se ajusta a los datos obtenidos hasta la fecha.

En resumen, el brillo ha ascendido homogéneamente desde la magnitud 21 en su recuperación, a la magnitud 11.5 a finales de febrero. Respecto a su morfología, la coma mantuvo su fuerte condensación en grado 6.5 y un tamaño absoluto de unos 50.000 km hasta llegar a las 3 UA de distancia al Sol a principios de diciembre. Desde entonces su diámetro ha aumentado exponencialmente hasta unos 500.000 km a finales de febrero cuando llegaba hasta las 2 UA al mismo tiempo que disminuía su grado de condensación hasta grado 4. En el mismo período hubieron algunos pocos reportes de observación de cola que la midieron de entre 0.5′ a 1′ de longitud angular.

Marzo de 2024

Cometa 13P/Olbers
Imagen del cometa 13P/Olbers , tomada el 12 de marzo de 2024, desde East Otis, Massachusett (EEUU). Foto: Claudio Pincelli*

Durante el mes de marzo, siguiendo la misma tendencia, el 13P/Olbers aumentó de brillo desde la magnitud 11.5 a la 10 aproximándose hasta las 1.8 UA del Sol. La coma parece que redujo algo su tamaño hasta los 400.000 km (unos 4′ en tamaño angular) manteniendo su condensación en grado 4. Por contra, prácticamente no ha habido ningún registro de cola. En las imágenes a color se puede apreciar una condensación central definida envuelta con coma de color verde, indicando la emisión de carbono diatómico y muy poco polvo.»
pronostico=»Con el cometa en magnitud 10 a principios de abril, observable con pequeños telescopios, si continuamos extrapolando la tendencia actual aumentará de brillo hasta tener entre la magnitud 8 y la 7 a finales de mes, siendo ya observable con prismáticos. Si tenemos en cuenta los parámetros MPC (curva gris) su aumento de brillo sería sólo hasta la magnitud 9. Por tanto, tenemos un pronóstico poco preciso y que no irá definiéndose hacia un lado u otro hasta que dispongamos de más datos a lo largo del mes.

Atendiendo a los datos obtenidos durante su anterior aparición en 1956, por debajo de las 1.7 UA de distancia al Sol comenzó a observarse visualmente una cola evidente, esa distancia se rebasará en pocos días, por lo que es probable que más pronto que tarde podamos también observarla.

 


Continuará…